NUEVAS TECNOLOGÍAS

Escrito por MRPblog 28-10-2017 en NUEVAS TECNOLOGÍAS. Comentarios (0)

LOS JÓVENES, LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y LAS REDES SOCIALES

“Hoy en día con el paso de diez años se puede hablar de una nueva generación.”

  Me impactó mucho escuchar esta afirmación cuando asistía a un congreso en el que se hablaba de las nuevas tecnologías. Más aún cuando el conferenciante añadió que este plazo de tiempo se está acortando.

  Esta evolución se centraliza en internet y su acceso desde cualquier punto a cualquier hora del día. Vivimos una época de cambios donde los niños afirman querer ser youtubers, donde para comprar algo valoramos desde casa las ofertas de una tienda de China, donde te preguntan cuál es el hashtag cuando acudes a un evento, donde puedes jugar a la “Play” con alguien de Alemania o sacarte un título universitario sin pisar la universidad…

  Las nuevas generaciones interiorizan esta realidad como el único mundo que conocen, donde siempre existió y por lo tanto su control sobre ello es superior a sus mayores.

  La capacidad de compartir o recibir información con cualquiera de cualquier punto del planeta es una oportunidad de valor incalculable. Sin embargo sólo lo es para aquel que sepa discernir lo que es bueno para él.

  Para manejar la información que proviene de todo el mundo, para exponer nuestra información a los demás… hacen falta “muchas tablas” en la vida. Los jóvenes tienen los conocimientos técnicos de los que carecen muchos adultos. Los adultos tienen la madurez de la que carecen los jóvenes. Esto genera incomprensión mutua pues da la sensación de que ambos viven diferentes realidades.

  Como adultos no podemos ir en contra de las nuevas tecnologías, más aún cuando esta negativa parte del desconocimiento. Son parte de la vida de los jóvenes, la manera en la que opera su presente y lo hará su futuro.   Si queremos comprenderles y trasladarles la madurez necesaria para hacer un uso responsable, debemos hacerlo “desde su terreno”. Los jóvenes necesitan que les sigamos el ritmo.

  Por eso:  Apps, follows, influencers, retweets, instagramers, gamers… y demás términos que manejen los jóvenes deben tener un significado claro para nosotros. ¡Y rápido! porque antes de darnos cuenta se quedan anticuados.

  Lo más probable es que, cuanto más aprendamos de las nuevas tecnologías, más nos gusten y útiles nos sean. Y lo más importante, nos preparará para ser un apoyo sólido para estas nuevas generaciones de jóvenes que están tan expuestas al mundo.

Alejandro Mateos